La luz es el elemento principal del verano y con ella queremos llevar los colores y la alegría a nuestro hogar. Este verano 2022 se vuelve a llevar la decoración de los años 70 mezclado con elementos contemporáneos.

Ya sea en interior o exterior, este verano 2022 se lleva por un lado los tonos suaves y neutros acompañados de elementos con mucho color. Por otro lado, se lleva la explosión de color: mobiliario con mucho color y estampados originales, sobre todo con motivos naturales y geometrícos.

Los materiales naturales y sostenibles como la madera, el mimbre o el ratán no se quedan atrás y son tendencia sobre todo en terrazas, aunque también se adaptan a interiores, en elementos como mesas, sillas, cestos o parabanes.

 

Los elementos decorativos como caracolas nos aportan un aire marítimo y veraniego, los jarrones y maceteros de cerámica tienen un estilo rústico apto para cualquier tipo de hogar, ya sea de interior o de playa.

Las plantas, ya sean naturales o artificiales, nos hacen conectar con la naturaleza y producen una atmósfera relajante.

(Si quieres saber más sobre plantas, mira nuestro Tip de la semana pasada, donde explicamos cómo decorar con plantas).