La iluminación en una casa es algo clave y las lámparas ayudan a conseguir que toda la estancia tenga una atmósfera acogedora. La elección de una lámpara depende de factores como el resto de los muebles, color de paredes y tamaño de la sala. En el Tip de esta semana os enseñamos ejemplos de decoraciones donde las lámparas cuentan con un gran protagonismo.

Lámparas de techo

Aportan luz general a la estancia de manera indirecta. Pueden ser colgantes o no, más decorativas o más sencillas. Las lámparas colgantes son ideales para colocar sobre la mesa de comedor y pueden llegar a ser uno de los elementos más destacables de la sala.

Lámparas de pie

Aportan luz y pueden ser un elemento muy decorativo. Algunos sitios claves para colocarlas son al lado del sofá o en un rincón de lectura. Pueden ser más o menos sencillas, pero todas aportan personalidad a tu hogar. 

Lámparas de mesa

Aunque lo más habitual es colocar las lámparas de mesa en el dormitorio, poner una sobre una consola o una mesa auxiliar en el salón queda muy decorativo.

Apliques

Ayudan a conseguir luz en aquellas partes que quedan en penumbra como esquinas o pasillos. También son habituales en el exterior de las viviendas para iluminar la entrada.