Después del primer estudio , las distribuciones y tamaños son correctos, son espacios agradables y con buena iluminación, pero se necesitan cambios fundamentales.

En el recibidor se trabaja sobre la pared de entrada al salón, la única adecuada por su tamaño.

Se elige una cómoda de espejo que por su línea es muy elegante y además combina como auxiliar perfectamente en relación con el Interiorismo del salón.
El cuadro y aplique que habían en origen aumentan su protagonismo.

El salón en origen era una sucesión de artículos sin línea de coordinación, se emborrachaban objetos de distintos estilos y colores que entre sí entraban en conflicto y el resultado era un ambiente poco atractivo y muy lleno.

Nos encontramos con elementos importantes que hay que mantener, una pared de ladrillo visto y un papel pintado de missoni, y una chimenea en pared que quedaba poco integrada porque su color y el color de la pared no estaban coordinados.

Lo primero se decide cambiar el blanco demasiado óptico y se selecciona un blanco en la gama de la chimenea y del fondo del papel pintado.
Este detalle es muy importante. Cambiando el color base de la pared hemos integrado el papel pintado y resaltado la chimenea.

A partir de ahí se eligen sofás suaves y rectos en su línea. Y casi en la misma gama de color, un piedra muy suave.
Siempre para conseguir armonía cromática. Y al tono, una alfombra que resalta las mesas de centro y los sofás.

La zona del salón. Parece ahora más grande, más suave e integrada. Los artículos auxiliares de origen se mantienen y aunque es una decoración ecléctica, queda con mucha armonía y atemporal.

El comedor se sustituye por un aparador en madera de roble en la misma gama de color para unificar los espacios , de esta forma , eliminando los muebles rojizos incluso se ha suavizado el tono de la pared de ladrillo.

Trabajar los colores es muy importante, uno resalta sobre otro pero todos están coordinados y en armonía entre sí. Quedan espacios atemporales y elegantes. Nada cansados y muy actuales.

La mesa se ha cambiado por una redonda para evitar ese efecto de espacio tan largo, parece que el salón es más proporcionado y resultaba más agradable incluso por los accesos.
El cambio es considerable, y aunque se han mantenido muchos muebles auxiliares y elementos de origen el salón parece otro y está completamente actualizado.